La Pascua tiene su origen en el paso del Señor por la tierra, que liberó al pueblo judío de los egipcios.

En la Pascua cristiana se celebra la resurrección del Señor, el paso de la muerte a la vida del Señor, que dio la vida por su pueblo. El pueblo de Dios somos todos y cada uno de nosotros.

La resurrección de Jesús es la verdad culmen de nuestra fe en Cristo.

D. Florentino Callejo nos da unas breves notas para vivir este misterio. Escuchémosle.