Rafael, Visitación, 1517. Museo del Prado

Rafael, Visitación, 1517. Museo del Prado

El 31 de mayo, fiesta de la Visitación de la Virgen María, comenzamos la campaña de la Visitación hasta el 7 de octubre fiesta de Nuestra Señora la Virgen del Rosario.

Objetivos de la campaña de la Visitación.

  • Próximo.- Que la Virgen se apiade de la juventud salvándola de la impureza, la vulgaridad, el egoísmo, para que caiga en la cuenta de que “es preciso actuar inmediatamente” (Pablo VI), para que las almas tengan Vida y la tengan con abundancia.
  • Remoto.- Conquistar para Cristo y la Virgen el verano pagano que nos envuelve en modas, diversiones…

Medios para conseguirlo. Olvido continuo de uno mismo, con el dulce nombre de María siempre en el corazón. Este olvido se concreta en:

  1. Quedarse siempre con lo peor.
  2. No quejarse nunca de nada ni de nadie (calor, sed, cansancio, enfermedad, trabajo, personas que nos rodean, comida…).
  3. Triunfar de la pereza, vanidad, inconstancia, en lucha constante contra el ocio veraniego.

Alocución radiofónica de D. Rafael Delgado sobre la Visitación.