Asociación Pública de Fieles

Categoría: Santa María Página 1 de 2

Besando la cara de Dios, Morgan Weistling

Flores a María en el mes de mayo, consagrado a nuestra Señora

LECTOR. Purísima e Inmaculada Virgen María: Presentes ante tu trono tus hijos. Ante tu altar derramando con amor las flores de nuestros obsequios. Queremos contemplarte muy de cerca todos los días de este mes bendito, para que la fragancia de tus virtudes perfume nuestras vidas; para que el calor de tu mirada maternal nos aliente en nuestras luchas, nos consuele en nuestras penas, nos fortalezca de nuestros desfallecimientos.
TODOS: De nuevo nos consagramos a Ti. Tuyos somos. Tuyos queremos ser. Tuyos nuestros alientos de conquista. Tuyos nuestros ímpetus de combate. Tuyos nuestros ardientes deseos de pureza inmaculada. Tuyos nuestros ardorosos anhelos de ferviente apostolado.

Lector. Nuestro más santo orgullo, Virgen María.
Todos: Tenerte a Ti por Madre.

Lector: Nuestra más honda alegría.
Todos: Cantar siempre tus glorias.

Lector: Nuestro más ardoroso anhelo.
Todos: Prender almas de joven en tu manto azul, reluciente de estrellas.

Lector: Al brillar el sol de oriente.
Todos: Abre su cáliz la flor.

Lector: Y ábrese el alma que siente.
Todos: Las miradas de tu amor.

Lector: Cantemos, Madre, tus glorias, guiados por la Iglesia Santa en este mes de ensueño.
Todos: Toda hermosa eres, María.

Lector: Y no hay en Ti mancha de pecado.
Todos: Tú, gloria de Jerusalén.

Lector: Tu, alegría de Israel.
Todos: Tú, honor de nuestro pueblo.

Lector: Tú, abogada de los pecadores.
Todos: ¡Oh, María, Virgen prudentísima, Madre clementísima!

Lector: Intercede por nosotros ante el Padre, cuyo Hijo nos diste.
Todos: Para que las flechas de nuestras vidas apunten siempre al cielo en que Tú habitas.

Lector: Madre Purísima, azucenas de pureza sean nuestras vidas para Ti, blancas como el ampo de la nieve inmaculada, incontaminadas como el ara de nuestros altares. Dios te salve, María…
Todos: Santa María…

Lector: Reina y Madre de los apóstoles, siembra en nuestros corazones semillas de cielo, que rompan alegremente en rosas de apostolado de conquista a la mayor gloria de Dios. Dios te salve, María…
Todos: Santa María…

Lector: Madre nuestra, Santa María, que un destello de luz irradiando de Nazaret, ilumine nuestras vidas. Que contemplemos en Jesús, obediente y humilde, el modelo de nuestra vida de familia. Dios te salve, María…
Todos: Santa María…

Lector: Santa Madre de Cristo trabajador, que nuestras horas de trabajo y estudio, unidas a las de Jesús en Nazaret, ofrecidas con alegría por la conquista de nuestros hermanos, atraigan las bendiciones del cielo sobre nuestra obra redentora. Dios te salve, María…
Todos: Santa María…

Lector: Reina y Madre de (nuestra familia, parroquia, etc.), que el Espíritu Santo, con la plenitud de sus dones, descienda sobre nuestros corazones en el mes más bello del año, en el Pentecostés solemne, que abrase nuestras almas en fuego de conquista, para que rindamos ante tu trono las almas de todos nuestros compañeros y amigos. Dios te salve, María…
Todos: Santa María…

Lector: En este mes de las flores, alas te pido Madre.
Todos: Alas para volar.

Lector: Alto, muy alto.
Todos: Sin descansar.

Lector: No me dejes plegar.
Todos: Las alas que Tú me diste.

Lector: Hasta que llegue a esa tu luz.
Todos: Donde las sombras terminan.

Lector: Donde estás Tú.
Todos: Alas te pido Madre.

Lector: Alas cargadas de almas.
Todos: Que vuelen también a Ti.

Lector: Almas, Madre, de mirada clara y profunda, que fija la vista en la altura, puedan cantar con nosotros.
Todos: No he nacido para el suelo, que es morada de dolor; yo he nacido para el cielo, yo he nacido para Dios.

Lector: Almas que serán perlas para engastar en tu corona de Madre, de Virgen, de Reina.
Todos: De Madre, las más tierna, de Virgen, la más pura, de Reina, la más misericordiosa.

Lector: Almas que unidas con nosotros en eternidad de eternidades te contemplen para siempre a la mayor gloria de Dios.
Todos: Amén.

La Virgen del momento presente

Ahí tienes a tu hijo. Bartolomé Esteban Murillo.

Ahí tienes a tu hijo. Bartolomé Esteban Murillo.

La vivencia del momento presente tiene una gran carga de obediencia que la Virgen hace suyo desde la Anunciación. «Aquí está la esclava del Señor, hágase en mí según tu Palabra».

Al decirle Jesús desde la cruz «Madre, ahí tienes a tu hijo. Hijo, ahí tienes a tu Madre», le está diciendo que se desprenda de Jesús y así poder ser Madre de toda la Iglesia.

Pueden escuchar es este audio de D. Antonio Pérez Alcalá.

Campaña de la Visitación, actuar para que las almas tengan Vida

Rafael, Visitación, 1517. Museo del Prado

Rafael, Visitación, 1517. Museo del Prado

El 31 de mayo, fiesta de la Visitación de la Virgen María, comenzamos la campaña de la Visitación hasta el 7 de octubre fiesta de Nuestra Señora la Virgen del Rosario.

Objetivos de la campaña de la Visitación.

  • Próximo.- Que la Virgen se apiade de la juventud salvándola de la impureza, la vulgaridad, el egoísmo, para que caiga en la cuenta de que “es preciso actuar inmediatamente” (Pablo VI), para que las almas tengan Vida y la tengan con abundancia.
  • Remoto.- Conquistar para Cristo y la Virgen el verano pagano que nos envuelve en modas, diversiones…

Medios para conseguirlo. Olvido continuo de uno mismo, con el dulce nombre de María siempre en el corazón. Este olvido se concreta en:

  1. Quedarse siempre con lo peor.
  2. No quejarse nunca de nada ni de nadie (calor, sed, cansancio, enfermedad, trabajo, personas que nos rodean, comida…).
  3. Triunfar de la pereza, vanidad, inconstancia, en lucha constante contra el ocio veraniego.

Alocución radiofónica de D. Rafael Delgado sobre la Visitación.

La Virgen María y el Espíritu Santo

Alegoría del Espíritu Santo (Basílica de San Pedro, Vaticano)

Alegoría del Espíritu Santo (Basílica de San Pedro, Vaticano)

Tras la reciente publicación de un decreto de la Congregación para el Culto Divino, la Santa Sede ha establecido que la memoria de la “Virgen María, Madre de la Iglesia” se celebre cada año el lunes siguiente a Pentecostés, D. Antonio Pérez Alcalá nos habla de la Virgen María y el Espíritu Santo.

El Espíritu Santo actúa en el mundo y esta actuación se ve por los frutos.

¿Cómo es el Espíritu Santo y cuáles son sus características? Donde mejor ha actuado el Espíritu Santo es en la Virgen María.

María, la esclava del Señor y la oración

La Inmaculada Concepción de Pedro Pablo Rubens (Museo del Prado)

La Inmaculada Concepción de Pedro Pablo Rubens (Museo del Prado)

D. Rafael Delgado nos habla somo la Virgen María y cómo se pone a disposición del Señor a través de la oración.
María mete toda la Palabra de Dios en su corazón y la medita.
Llevamos una vida tan agitada que no buscamos un rato para meditar y estar a solas con Dios.
El Señor está deseando darnos su Espiritu Santo. Fruto de esta meditación es la aceptación de la voluntad de Dios en nuestra vida.

María y la humildad

La Virgen con el niño. Rogier van der Weyden (Museo del Prado)

La Virgen con el niño. Rogier van der Weyden (Museo del Prado)

María vivió como nadie las bienaventuranzas de Jesús, la más bendita de las mujeres y no acepta que nos quedemos caídos, nos lleva en sus brazos sin juzgarnos.

Rezar con devoción el santo rosario para tener comunicación con la Virgen.

Nuestra señora de Guadalupe

Nuestra señora de Guadalupe

Nuestra señora de Guadalupe

Cuanto más se hable o se escuche de la Virgen nunca es suficiente. Ella es el mejor camino para ir a Dios.

La cristianización y evangelización de América empezó por la Virgen y en la aparición a Juan Diego la Virgen muestra su maternalidad.

Carteles Vigilia de la Inmaculada 2017

Formato jpg tamaño pequeño

Vigilia Inmaculada 2017 horizontal

Vigilia Inmaculada 2017 horizontal

 

Vigilia Inmaculada 2017 vertical

Vigilia Inmaculada 2017 vertical

Formato pdf tamaño grande

Vigilia Inmaculada 2017 horizontal

Vigilia Inmaculada 2017 horizontal

 

Vigilia Inmaculada 2017 vertical

Vigilia Inmaculada 2017 vertical

Página 1 de 2

© Hogares de Santa María & Plantilla de Anders Norén

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Scroll Up